¿Qué televisor necesito para la PS5 y la Xbox Series X?
videojuego

¿Qué televisor necesito para la PS5 y la Xbox Series X?

Hay pocas opciones en el mercado, pero revisa esta guía antes de equivocarte en la compra de un televisor 4K que no sea capaz de exprimir al máximo los juegos de la PS5 y la Xbox

Por fin llegan las nuevas consolas más populares: la Xbox Series X a la venta aunque con existencias limitadas y la PS5 pisándole los talones (ya en preventa para los afortunados). Si necesitas un nuevo televisor es buena idea centrarse en la resolución de 4K y 8K y la alta tasa de fotogramas que ofrecen estas consolas. Desde frames por segundo y resoluciones más altas hasta nuevos estándares de conectividad, hay varios detalles específicos que cualquier jugador serio debe tener en cuenta al comprar un nuevo televisor.

Incluso si estás navegando por nuestra lista de los mejores televisores, no encontrarás necesariamente tu mejor apuesta, ya que no todo en el mercado se ajustará a las capacidades de los nuevos sistemas de juego. Desde los nuevos estándares de conectividad hasta las resoluciones extremadamente altas, incluso los mejores televisores 4K para juegos pueden quedarse cortos cuando te prepares para lo que viene.

Lo que se sabe de la PS5 y la Xbox Series X

Ambas consolas ofrecen características tales como el ray tracing, 10-15 teraflops de potencia de procesamiento gráfico y tiempos de carga rápidos gracias al almacenamiento con discos SSD.

También sabemos que tanto la PS5 como la Xbox Series X están hechas para ofrecer juegos fantásticos con una resolución de 4K. Para los televisores que se venden ahora, eso significará una resolución de 4K a 60 cuadros por segundo (fps). Eso coincide con lo que pueden hacer la actual Xbox One X y la PS4 Pro, aunque la mayoría de los juegos de la generación actual siguen teniendo un límite de 30 fps.

Estas consolas de próxima generación van un paso más allá en dos sentidos: velocidad de fotogramas y resolución. Las primeras especificaciones y anuncios dejan claro que ambas consolas ofrecerán juegos de 4K a 120 Hz, duplicando o incluso cuadruplicando la actual velocidad de fotogramas que se puede obtener y, como resultado, una jugabilidad suave y sin interrupciones.

Luego está la resolución. Además de aumentar el número de fotogramas, las nuevas consolas también son capaces de manejar una resolución mucho más alta, con juegos a 8K Ultra HD o 7680 × 4320 píxeles. Saltar a más de 33 millones de píxeles viene con una desventaja: el juego a 8K estará limitado a 60 fps.

Por tanto, hay tres características clave que deberás tener en cuenta: conectividad, velocidad de fotogramas y resolución.

Conectar las consolas de próxima generación: HDMI 2.1

Tanto la nueva Xbox como la Sony PS5 utilizarán el estándar de conexión HDMI 2.1, que es la única conexión disponible que admite las velocidades de cuadro más altas y la resolución de 8K.

El estándar HDMI 2.1 no se finalizó hasta 2017, acaba de empezar a aparecer en los nuevos televisores en el último año y es un gran paso adelante con respecto al HDMI 2.0b que existía antes. El estándar HDMI 2.0b utilizado en la mayoría de los televisores actuales, así como en las consolas de Sony y Microsoft de última generación, está limitado a un ancho de banda de 18 Gbps. Eso es suficiente para video de 4K hasta 60 cuadros por segundo, pero para velocidades de cuadro más altas se requiere bajar la resolución, y la conexión no soportará contenido de 8K en absoluto.

El más reciente, el estándar HDMI 2.1, por otra parte, cuenta con casi tres veces el ancho de banda (48 Gbps), soportando video sin comprimir de 8K hasta 60 Hz, o vídeo de 4K hasta 120 Hz.

Eso sí, solo porque las nuevas consolas usan la conexión HDMI 2.1, no significa que tengas que conseguir un televisor con esa conectividad. Sony ha confirmado que se puede disfrutar de la PS5 sin necesidad de actualizar a HDMI 2.1, y lo mismo debería ocurrir con la serie Xbox X. Tu actual televisor de 4K e incluso los proyectores seguirán funcionando perfectamente con las conexiones HDMI 2.0b.

El nuevo estándar es compatible con la conexión HDMI 2.0b utilizada en los televisores de los últimos dos años, por lo que podrás seguir jugando en tu antiguo televisor 4K (o incluso en un televisor de alta definición completa para 1080p) sin preocuparte de si funcionará. Pero si quieres obtener la mejor capacidad de 4K de tu Xbox Series X o PS5 a finales de este año, querrás un televisor con HDMI 2.1, y eso limita tus opciones a la hora de comprar televisores.

¿Qué televisores tienen HDMI 2.1?

Incluso entre las principales marcas de televisores, la conectividad HDMI 2.1 sigue siendo rara. LG lidera este frente, con HDMI 2.1 en todos los puertos de los televisores OLED de la compañía el año pasado. Samsung ofrecía HDMI 2.1 sólo en su modelo más premium de 4K, el Q90 QLED, y Sony no ofrecía HDMI 2.1 en ninguno de sus aparatos. Sin embargo, con la llegada de nuevos modelos en 2020, deberíamos ver varios televisores de 4K más con HDMI 2.1 y las pantallas de 120 Hz para soportar la mayor velocidad de cuadro que ofrecen las nuevas videoconsolas.

Lo mejor de lo mejor: LG OLED65CX

LG OLED65CX

Si el dinero no es problema, este es tu televisor. Es el único con implementación completa de HDMI 2.1, si bien otros fabricantes ofrecen solo un puerto de cada cuatro con HDMI 2.1 u ofrecen implementaciones limitadas que omiten características importantes. Si estás comprando un televisor hoy y quieres algo que te dé la mejor experiencia de juego 4K que puedas obtener de las próximas consolas de videojuegos, este LG lo es.

También es el mejor televisor en general, con una calidad de imagen excelente e iluminación perfecta por píxel para un rendimiento HDR asombroso. También es uno de los televisores más inteligentes disponibles, con un mando a distancia que te permite apuntar y agitar el mando para controlar el cursor en la pantalla e interactuar con la voz, que incluye un asistente de Google y Alexa.

Precio aproximado: 2.500 € en Amazon

Sony XH90

Sony XH90

Ya por encima de los 2.000 € y con existencias limitadas tienes esta opción de Sony. Cuenta con tecnología VRR, que reduce la latencia entre lo que ves por el televisor y lo que sucede en la consola. Al margen de los videojuegos, tiene un sistema de iluminación por zonas Full-Array Local Dimming, Netflix Calibrated Mode y unos altavoces que, teóricamente, te ayudan a sentirte parte de la escena. Asimismo puedes utilizar los asistentes de Google y Amazon y el sistema Apple Airplay 2.

Precio aproximado: 2.100 € en Amazon

Samsung Q95T

Samsung Q95T

Samsung anunció en su momento que todos sus nuevos modelos 4K contarían con al menos un conector HDMI 2.1. Es el caso de toda esta gama Q cuyo modelo superior es el Q95T. Esta es tu opción si tu presupuesto es "ajustado"; entre comillas porque el más barato, el Q60T, cuesta unos 700€ en Amazon.

Sin cables no hay paraíso

Por supuesto vas a necesitar cables buenos, adaptados al estándar HDMI 2.1. De no ser así, no le vas a sacar todo el rendimiento a la consola o al televisor. Aquí te dejamos dos opciones con buena relación calidad-precio.

Belkin Ultra HD

Belkin cable HDMI 2.1

Cuenta con dos opciones: una 4K por 30€ y otra 8K por 45€.

Primewire 2.1

Cable HDMI 2.1 Primewire

A un precio más reducido te puedes llevar este cable de tres metros por diez euros en Amazon.

Siglas a tener en cuenta: ALLM y VRR

Con HDMI 2.1 obtendrás algo más que el soporte para velocidades de cuadro y resolución más altas. La especificación 2.1 también proporciona otras características ingeniosas, muchas de ellas adaptadas a los videojuegos.

La primera de ellas es el modo de baja latencia automática (ALLM), aunque es probable que cada marca de televisión lo denomine de forma diferente. (Hay una larga tradición de características estándar de marca en el mundo de la televisión; basta con mirar el suavizado de movimiento o HDMI-CEC).

ALLM detecta cuando una consola de juegos conectada se enciende, cambiando al modo de juego en el televisor automáticamente cuando eso sucede. Dado que los modos de juego están diseñados para proporcionar la latencia más baja, principalmente eliminando gran parte del procesamiento de imágenes que se realiza en otros modos, obtendrás un menor retardo de entrada entre la consola y la pantalla, lo que se traduce en tiempos de respuesta más rápidos. Que el televisor lo perciba y haga el cambio de forma automática es una gran comodidad para cualquiera que quiera entrar en un juego rápidamente.

La otra nueva y genial característica para los jugadores es la velocidad de actualización variable (VRR), que permite al televisor ajustar la velocidad de actualización sobre la marcha para que coincida con la salida de la consola de juegos o la tarjeta gráfica a la que está conectado. Es el mismo tipo de tecnología de sincronización de velocidad de cuadro que ofrecen AMD FreeSync y Nvidia G-Sync para monitores, y ya estamos viendo a los fabricantes de televisores saltar a estas tecnologías para llevar la VRR un paso más allá. Los televisores Samsung ahora cuentan con la capacidad de AMD FreeSync, y los OLED de LG son los primeros del mercado con capacidad G-Sync. Pero independientemente de la marca, el resultado serán juegos más suaves y atractivos, incluso desde las consolas.

¿La buena noticia? Si tienes un televisor con HDMI 2.1, entonces la capacidad VRR ya está incorporada. Sin embargo, si quieres ser exigente, tanto la Xbox Series X como la PS5 utilizarán hardware gráfico de AMD, por lo que un televisor con capacidad FreeSync puede ofrecer una experiencia de juego ligeramente más optimizada.


En calidad de Afiliado de Amazon, obtengo ingresos por las compras adscritas que cumplen los requisitos aplicables

Share Tweet Send
0 Comentarios
Cargando...